toxoplasmosis

¿Qué es la toxoplasmosis y qué tiene que ver con los gatos?

Salud y cuidado , 0 Comments
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La toxoplasmosis es un virus que afecta a los gatos silvestres y los gatos domésticos que salen a cazar. Puede ser transmitida a los seres humanos y comprometer su salud, especialmente en mujeres embarazadas y su feto.

Sin embargo, esta no es una excusa para abandonar a los gatos en las calles. Si bien es cierto que la toxoplasmosis se transmite por las heces felinas, esta no es la única fuente de contagio; se puede adquirir al consumir carnes crudas y frutas sin lavar, al tener contacto con tierra infectada con el parásito, o al recibir transfusiones de sangre contaminada.

Por eso es importante tomar medidas de prevención y no culpar al gato, pues es un minino que bien cuidado, puede traerte muchas ventajas.

Te puede interesar: 10 beneficios de tener un gato en casa

toxoplasmosis 1

La toxoplasmosis felina

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad zoonótica que afecta a cualquier mamífero o ave. Es causada por el toxoplasma gondii, un parásito que se encuentra en carnes crudas, vegetales contaminados y su huésped definitivo: el gato.

Estos felinos son los únicos animales en los que este parásito puede completar su ciclo de vida y ser eliminado mediante la materia fecal. Pueden contagiarse cuando salen a cazar y tienen contacto con animales infectados como palomas o ratones.

¿Cuáles son los síntomas más comunes en gatos y humanos?

  • Letargo
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Temblores
  • Debilidad muscular
  • Vómito
  • Diarrea
  • Ictericia
  • Pérdida de apetito
  • Inflamación de retina y córnea
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Neumonía
  • Ansiedad y agitación

 

toxoplasmosis en el embarazo
Imagen catster.com

 

Toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis puede afectar de manera más severa a las mujeres en estado de embarazo e incluso al feto. El parásito es capaz de atravesar la placenta e infectar al bebé causando la aparición de líquido en el cerebro (hidrocefalia), la cabeza de tamaño más grande (macrocefalia) o más pequeña (microcefalia)

No obstante, tanto la madre como el bebé pueden recibir tratamiento de acuerdo a los síntomas  y complicaciones que presenten.

¿Cómo se puede prevenir?

 

  • Procura que tu gato no salga fuera de la casa pues es allí donde puede contagiarse al cazar pájaros o roedores. Para esto debes proporcionarle un espacio divertido con juguetes y otros elementos que le permitan entretenerse.
  • Si estás embarazada, pídele a otra persona que limpie la arenera de tu gato mientras llega el bebé. Si no es factible, emplea guantes para retirar los desechos y utiliza arena biodegradable para un mejor manejo de los residuos.
  • No comas carne, embutidos o huevos crudos y en la medida de lo posible, no le proporciones estos alimentos a tu gato.
  • Lava muy bien todas las  frutas, verduras y legumbres que vayas a consumir.

 

gatos y toxoplasmosis
Imagen petorienta.blogspot.com.co

 

¡No desampares a tu gato!

En la actualidad, la forma más habitual en la que las personas se contagian de este parásito es la ingesta de carne contaminada o verduras sin lavar.

Por eso no es justo que te abstengas de tener a este precioso animal en tu casa y lo abandones en las calles.

Cumple todas las medidas preventivas y condiciones de salubridad para evitar esta enfermedad y déjate encantar por el amor y la lealtad de un gato.

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *